viernes, agosto 17, 2007

Aquellos años felices

Hay momentos sumamente trascendentales en la vida de un niño. Nos referimos a esas experiencias que aunque la memoria en muchos casos nos juegue en contra; nunca hemos de olvidar.
Quizás fue ese día en que el hermano mayor dejo de torturarnos, o el primer beso, o empezar el secundario, o una perdida… No se sabe exactamente cuando; pero hay una experiencia en particular, en que uno se convierte en grande.
En la entrada de hoy, la niñez llego a su fin. Contanos cuando fue el día que te hiciste grande.
"Crecer sucede en un latido. Un día estás en pañales, al siguiente ya no estás aquí. Pero los recuerdos de la niñez permanecen contigo todo el camino. Y el asunto es que, después de todos estos años, sigo mirando hacia atrás, maravillado." (De la serie “Los Años Maravillosos” que en Argentina se conoció como "Kevin, creciendo con amor"). Hay video en la sección recomendados. Imperdible!

12 comentarios:

pilsen dijo...

Tres momentos!!!! decia Roberto Powel.
1-La pre-adolesencia: Ya no soy un niño.
Explorando mi cuerpo descubro que no solo de orin vive el hombre... Ya soy grande.
2-Adios juventud: Comienzo del envejecimiento precoz, y destruccion fisica de mi ser.
Abandono la casita de mis viejos en busca de algo mejor. Ahora si soy grande.
3-Problemas grandes: Aceptacion de las reglas.
Nunca mas tendre padre. Comienzo a comprender la vida. Esto es ser grande.

Mientras , espero ansioso la llegada de un pequeño y hermoso ser. Otro momento. Cada dia, mas grande.

marianart dijo...

Pilsen sos un grande! Te quiero mucho.
Yo no voy a ser tan categorica como vos; pero sin lugar a dudas senti que me hice grande el dia en que prepare mis primeros mates sola.

Anónimo dijo...

En mi caso un objeto, mejor dicho; una prenda de vestir marco un antes y un después en mi vida. “El corpiño”; con puntilla, sin puntilla, de algodón o de lo que fuera; esta prenda llegaba para advertirme: “Tenés tetitas” ahora sos grande; nunca mas serás una niña…”. El corpiño llego para quedarse y ya nunca nos separamos.
Estoy aquí por recomendación de Seba Ramone y me encanto el blog. Saludos!
Lola Palosa

NiCoLoIdE dijo...

Y si... asi parece ser , ya que estamos con la cosa hollywoodense yo me voy a remitir a la pelicula dia de entrenamiento , cuando el cana le dice al narco: de eso se trata la vida chico, la jungla, de sonrisas y lagrimas.

Marta dijo...

Creo, si mal no recuerdo a esta altura, que empecé a sentirme grande cuando en los recreos las compañeras más avispadas nos avivaban a las más inocentes.El conocimiento (aunque muchas veces tergiversado) de cuestiones adultas, me fueron metiendo en el mundo de los mayores. La ropa fue marcando otras etapas: las medias de nylon, la pollera tubo, los primeros tacos, el primer rouge, el primer amor, el primer beso. Todo inmerso en una vorágine hormonal que no me daba tiempo a darme cuenta de lo rápido que crecía. De lo que sí estoy absolutamente segura es que al cumplir los 15, me consideré casi como en la tercera edad ... Pero de eso también eran responsables nuestros padres, que repetían constantemente :"Para eso ya estás grande ...", aunque para lo que nosotros queríamos hacer ansiosamente nos consideraran siempre chicos ...

Grace dijo...

Grande pilsen!!!!..por ahora es lo unico que escribo

evi dijo...

Dos momentos: uno fue irremediable, y coincide en día y hora con el de Pilsen: marzo de 2005 cuando se fue mi papá.
Otro es anterior y fue cuando nació mi hija más grande: Agustina. Fue el momento en que sentí que alguien empezaba a depender de mí que había algo que me importaba más que mi felicidad: la de ella. Ahora esa sensación se multiplicó por tres! .

Anónimo dijo...

A mi me hacia sentir mas grande tomar un traguito de vino del vaso de mis viejos.
Quien es Lola?? Es la primer mujer que me escucha. Y tiene tetitas, genial.
Seba Ramone

Marisa dijo...

Cuando senti por primera vez mariposas en la panza.Saludos.

Metepua dijo...

Dos o tres momentos, el primero cuando me di cuenta que ya no disfrutaba armando los batallones de soldaditos para después voltearlos; uno más simbólico cuando, todavía en vacaciones, me probé el uniforme con corbata y todo, que iba a usar en el secundario, debía parecer un muñequito de torta, pero yo me sentía adulto. El otro más real, andaba de scout como Pilsen cuando "Los chicos" de la cuadra, decidimos juntarnos con "las chicas" de a la vuelta. A partir de ahí todo cambió, la primera novia, los primeros besos, las primeras cartas, y el scout que salìa a explorar cuerpos ajenos. También el primer desengaño, las primeras lágrimas y a partir de ahí... a vivir la vida ensayando para lo que vendrá y nunca más jugando a ser grandes.
Hace un tiempito me dicen señor los recientes exploradores de sus cuerpos, pero ya me agarraron curtido. Saludos.

Grace dijo...

Me senti grande cuando empeze a viajar en colectivo sola,
Cuando hice el CBC y cursava antropologia,cuando pernocte en un telo...
En realidad me parece que segun el tiempo en que vivamos siempre estamos sintiendonos mas grande que ayer y que crecer es el resultado de vivir,por lo tanto yo todos lo dias me siento mas grande.
Quiero hacer una referencia especial, el dia que nacio mi bb y lo tuve en mis brazos,tambien me senti inmensa,grandiosa y ADULTA.

Disco C: dijo...

Me sentí “muy” grande el sábado cuando al ir a un recital de punk rock me senté en la platea y pensé: nunca más campo. Además de tener una excelente vista, la altura hacia divisar sin inconvenientes todas las bochas peladas de los jóvenes punks que no se resignan al paso del tiempo. Ellos no se amigaron con el sistema; se les calló.
Otro signo del paso del tiempo; fue cuando al ir por el tema 45, la concentración comenzaba a fallar y mis pensamientos eran recurrentes: ¿faltara mucho? No faltaba tanto; 2 MINUTOS festejaba sus primeros 20 años como banda y se animaron a hacer “60 canciones”. En fin… el tiempo pasa para todos.
Mariana