viernes, agosto 03, 2007

Buenos muchachos

En la entrada de hoy vamos a hacer una reunión masiva con lectura de poesías, exposiciones y recitales como Woodstock o Monterrey.
Necesitaremos pelo, mucho pelo; barbas largas, túnicas, enormes collares, flores a montones y por sobre todo “psicodelia”.
Busquemos desarrollar nuevos lazos de sentimiento entre los seres y nuevas formas de percepción.
Digamos un no rotundo a la guerra de Vietnam, y hagamos la paz no la guerra. Y si la policía nos pega en alguna pacifica manifestación digámosle: “Hermano, yo te amo”.
Vivamos en comunidad, disfrutemos del sexo y el amor libremente y nada de ir a trabajar, porque estamos en un mundo malogrado por la impiedad…
Y mientras se pintan flores en la cara o se ponen pantalones tipo “patas de elefante” Disco C les dice: seamos HIPPES.
Les proponemos una semana de locura y bohemia para relatar aquí que fue lo mas hippie que hicieron. Algunos habrán vivido en pleno auge de este movimiento, otros lo habrán adoptado por moda o simpatía. Pero todos absolutamente todos algún día fuimos hippies. Paz y amor hermanos!

Pueden enviar su foto retro (cualquier genero) a: fotosretro@hotmail.com Todas las fotos serán publicadas.

11 comentarios:

GRACE dijo...

Siiii!!! Soy la primera.
Lo mas hippi que hice y se pueda contar es tirar el trapo en Plaza Francia,para vender unas "porquerias" de tarjetas artesanales,recuerdo que nos decian -si te ven tirando el trapo en el piso,no vas a poder tener tu stan-,poco nos importaba con mi amiga,eramos re felices estando en "esa plaza",despues para festejar nos gastamos todo el dinero de lo vendido en un tenedor libre.
Ojo que tambien estubimos un fin de semana en la feria de Santa teresita y en la de Ituzaingo...
Y despues todo lo otro... tome LSD,fume marihuana,me desnude enfrente de la Basilica de Lujan,escuche a Moris,admiraba a Dali,y todo el tiempo repetia uuuuhhh,chau loco,que flash!!!!

Metepua dijo...

Noooo!!!! Me mataron. Creo que lo más hippie que hice en mi vida fue disfrazarme de idem, con una peluca de mi vieja en un cumpleaños a mediados de los 70 cuando tenía 5 o 6 años e imitar a Paolo cuando era una estrella en Badía & Cía.
En serio, es una materia pendiente en mi vida, siempre limpito, alejado de las sustancias raras, los picnic y los campamentos. Un aburrido, bah.
Paso en esta, che. Saludos y como verán, no se me subió la fama a la cabeza (todavía) Será la próxima. Pero me queda una reflexión, Grace dice que de lo que se puede contar tomó LSD, fumó Marihuana, se desnudó frente a la Basílica de Lujan ¡¡¡Cómo será lo que no se puede contar!!! Juuuuaaaaa!!!!

Nicoloide dijo...

Bueno... primero kiero decir ke los hippies eran los verdaderos punkies jejej. y bueno al margen de mi pelo sin cortar hace aññññoosss (cabeza de alfajor)... hay varias cosas para contar pero no todas se pueden contar
ejejej.
el año pasado de un dia para el otro arreglamos con dos amigos para ir a un congreso politico en la pampa. era sobre el impacto del neo liberaslismo en la educacion creo... ok. fuimos solo a una charla jajaja pegamos amistad con unos venezolanos y tomabamos cerveza todo el dia... ajajaj. despues ibamos a dormir al hotel con los venezolanos/anas. jejej. las otras anecdotas no se pueden contar. PAZ.

marianart dijo...

La pampa es buena…
Grace no exageraste un poco? Además las tarjetas estaban buenas che!.
El primer año como estudiantes de bellas artes nos ofrecía un mundo nuevo por descubrir. Y nuestra primer experiencia, hasta me atrevería a decir la mas hippie fue el encuentro nacional de estudiantes de bellas artes en La Pampa. Arranca el viaje en la estación de Lujan. Subimos al tren y allí nos encontramos con el resto de los estudiantes de Bs. As. No exagero si les digo que fueron 16 horas a puro baile y batucada. La empresa había destinado dos vagones para que viajáramos juntitos. Con el correr de las horas esos vagones se transformarían en nuestras celdas ya que allí nos encerrarían. No culpo a la empresa porque el tren a lo largo de la noche fue mutando. No lo soñé, no me drogue, simplemente vi como aparecieron los colores en ese tren. Los jóvenes pincel en mano iban decorando al transporte. A otros se les dio por practicar piruetas circenses con los ventiladores; dejándolos como verdaderas esculturas de arte abstracto. En un momento alguien dice: _Que olor a quemado! Era mi guitarra quemándose junto a la calefacción. Y la delegación de Lujan del primer año, toda gente tranquila y buena charlábamos con dos personajes hasta el momento desconocidos, sobre como seria el encuentro de artesanos. ¿De artesanos? No muchachos; encuentro de estudiantes de bellas artes. Queeeee loco! Dijeron y continuaron el viaje. Y así llegamos a destino. Si quieren saber como continuó el encuentro no se pierdan el próximo capítulo de: “La Pampa, es buena. La Pampa, la madre del trigo…”

grace dijo...

Claro,QUE ESTABAN BUENAS LAS TARJETAS,Lo que pasa es que me parece que no te acordas es que asi las llamo un personaje de la escuela llamado Roberto,¿creo?,dijo por nuestras tarjetas "esas giladas,se venden bien"...
el viaje a la Pampa,fue increible hay tanto para recordar...segui vos.

Marta dijo...

Podría haber sido una auténtica hippie, por mi edad y por la época en que esa etapa se dio. Pero no ... los veía como bichos raros. (Por algo Metepúa salió tan prolijito ...) Y sí, lo único hippie que hice fue difrazarlo a él, con una peluca mía, una remera musculosa y muchos collares y le colgué un cartel que decía "Io non faccio la guerra".

pilsen dijo...

Me senti como tal cuando asisti a un encuentro de hippies en Salta. No, bellas artes no era eso.
Desde que llegamos a la ciudad se sentia el olor a mandarina y se oian las guitarritas. Luego todas las noches guiso, tinto, y fernet.
No conformes con eso, seguimos rumbo norte, alojandonos en un iglu en pleno invierno de la puna jujeña.
Eran otras epocas...

evi dijo...

Mi hippismo se reduce a usar algo de batik de vez en cuando y una que otra pollera de bambula.
Supongo que de vieja me iré a girar en algún carromato por ahí o aprenderé a fumar marihuana. Por ahora no sé tragar el humo ni siquiera de Marlboro.

Anónimo dijo...

Guenas...es mi primera vez. Me invitó Grace..( adivinen quién tendrá la culpa de todo lo que yo diga aquí?)

Veamos...como de hippie y de loco, todo el mundo tiene un poco...mi pobre actuación puede resumirse en lo que sigue:

- Hacer dedo en Punta Médanos ( el gendarme + yo) aquel infausto verano ...
- Campamento en Tandil ( pleno agosto. La bruma se levantaba recién a las 10 de la mañana. Me preguntaba...¿que hice yo para aceptar venir aquí?).
- Dar dos pitadas de porrito ( sin saber fumar! Lo que se dice...estem...¿malgastar la inversión?).
- Ir a Marchas de la Memoria los 24 de Marzo (eso, es como resistir al sistema en este país, no?).
- Tomar el Roca hasta La Plata (estem...bueno...tambien resistí ahí,no?) twice!.

TaraditaPorteña

Disco C: dijo...

Bienvenida al Disco C: TaraditaPorteña!!! Ojala pases seguido a visitarnos.

marianart dijo...

La Pampa es buena II
Nos alojamos en el Centro Recreativo Municipal; un lugar lindísimo a 6 Km. del centro. Era un campamento “tan hippie” que pronto nos invadió un espirito setentista. Alguien dijo: body painting!!!!! De inmediato hombres y mujeres comenzaron a pintarse el cuerpo con latex (si; latex) convirtiéndose en verdaderas obras de arte. Una muchacha apodada Anaconda deambulaba charango en mano improvisando alaridos por todo el campamento. Por las noches todos al fogón. Guitarreadas, malabares, lanzallamas y vinito; mucho vinito. En medio de la fiesta se nos acercan unos amables hombres con cara de fascinación ante lo que veían sus enormes ojos. Nos hicieron unas preguntas y se fueron. Al rato sirenas y todos tranquilitos que había llegado la ley. En realidad nos pidieron que fuéramos a dormir. Los artesanos que seguían con nosotros negociaban con la policía al grito de: _traigan ollas que tenemos hambre!!!!. La noche terminó muy bien y al otro día a levantarse tempranito a tomar unos mates. Que creían? No solo de vino vive el hombre… Alguien compro el diario. Siempre es bueno estar informado. Mayúscula sorpresa nos llevamos cuando nos reconocimos en la tapa del diario con un titulo del tipo: Escándalo. Jóvenes estudiantes de bellas artes de todo el país borrachos y drogados… Mejor no sigo. Pero créanme que nos defenestraron. Allí recordamos a los bonachones hombres que nos hicieron unas “preguntitas”; resultaron ser periodistas y bien amarillos.
Así fueron todos los días. En síntesis; el encuentro no fue muy productivo ya que de “Bellas Artes” nada. Solo unos pocos talleres que solo algunos hacían. Afortunadamente con los años los encuentros nos cambiaron y ya fuimos a trabajar. Pero sin duda alguna el encuentro de La Pampa fue el más hippie.