domingo, diciembre 02, 2007

Siga, siga el baile.

Y llegó el tiempo de los asaltos. Seguramente los más jóvenes lectores dirán: _Sonamos! La inseguridad también esta en Disco C. Nada de eso gurrumines; es que antes los jóvenes no iban a bailar sino que organizaban “Asaltos”
Los chicos llevaban la comida y las chicas la bebida. La música no salía de computadoras o reproductores de CD, sino que el Wincofon era el rey de la fiesta. De el saldrían los acordes del Trío los Panchos, los Beatles y el Club del Clan.
Los chicos por un lado, las chicas exactamente en el extremo opuesto; todos esperando al primer valiente que se animara a sacar a bailar.
Nada de drogas en estos bailongos; aunque los pícaros muchachotes creían que ante el convite a las damas de un coca con aspirina; ellas se volverían locas y caerían rendidas a sus pies. Por supuesto esto era tan solo un mito. Pero si era real que no era fácil verle la cara a Dios en esos tiempos…
Hasta acá, nosotros tocamos de oído; ya que no somos de la generación de los 60. Pero por suerte, esta sana costumbre de juntarse en una casa para bailar duró varias décadas. Al Winco lo sucedieron el magazine, el vinilo, el casete, entre otros, y los asaltos siguieron. El Trío Los Panchos seria reemplazado por los “lentos americanos” y para mover el esqueleto, un poquito de Ska.
Los asaltos continuaron hasta que las matinees llamaron a los chicos, cada vez más chicos, a bailar.
Por eso, los invitamos en esta oportunidad a escribir “Recuerdos de los asaltos”.
Entrada sugerida por Juan Bautista C. Gracias Juan!

13 comentarios:

El rincon de mi niñez dijo...

¿¿UHHHHHH los asaltos!! ,muy lindos... de estos sí tengo buenos recuerdos. Empezaron en el año 79,a los 11 añitos¿cuanto tiempo?y parece ayer!!eran en mi casa ,de mi nona o de mi vecina,pero siempre en la misma cuadra durante la tarde y bajo la vigilancia de los padres Y siempre pero siempre las chicas en una punta y los chicos del otro,nosotras la comida,generalmente las madres preparaban pastafrolas,algunas traían papas fritas,palitos ,y ellos las gaseosas TAB,PASO DE LOS TOROS MIRINDA FANTA,Y alguno que otro traía leche chocolatada que no recuerdo ahora el nombre venía en un cartón.. bueno ya me acordaré y vuelvo.Tmbién ponían alguna piñata y había sorpresas como en los cumple .Me acuerdo que cuando llegaba el momento de los lentos corrÍamos para todos lados jajja pero con ganas enorme que nos saque a bailar el chico que nos gustaba.JAJAJA y cuando eso pasaba lo bailabamos a dos metros. Recuerdo un papelón que me hizo pasar mi vieja ,creo que no me vieron por días... estaba bailando con un chico yo tenía 13 años y el 12(Siempre me gustaron los mas chicos ,de hecho mi esposo tiene 34)Bueno sigo,estabamos bailando,lentos pero normal ni tan pegados ni tan alejados...uhhhhhhh salío mi vieja al patio donde estaba la fiesta para queeee... me habló en alemán y yo sabía que cuando lo hacía era por que se armaba la gorda..y volé adentro¡¡y se acabó la fiesta un garrón...¡¡NO ESTABA HACIENDO NADA!!Segun mi vieja el era muy canchero ,y revoloteaba a todas las chicas jajaja y era cierto... pero que lindas épocas-éramos tan inocentes.Super rómantico,todo.Se que muchos dirán noooo,pero que lindo sería el mundo si los niños no saltaran etapas como ahora.lo noto en mis sobrinas,no tuvieron nada de infancia de un día al otro ya son adolecentes, y yo a los 15 seguía jugando con mis muñecas artículadas, y cantando canciones de menudo..Bueno ,con menudo sigo.
PD:MARY gracias por el dato del indio .un beso

El rincon de mi niñez dijo...

Me acordé era leche chocolatada CINDOR.

Juan Bautista dijo...

Los recuerdos vinculados con los "asaltos" nos conducen, ineludiblemente, a la regla primera: chicas lleven comida y varones la bebida. Lo demás, viene solo.
Este pasaje temporal (tan mágico él) en esta oportunidad nos lleva a la década del 60 y sus caracterizaciones pecularies que la distinguieron sobre otras. La mención al momento se refiere a que, seguramente, no en todos los momentos los "asaltos" fueron idénticos.
En un elevado porcentaje los "asaltos" se llevaban a cabo en la casa de las chicas. Protección que le decían.
Lo cierto era que los sábados luego de la clásica reunión futbolera que abarcaba toda la tarde, ya nos preparábamos para la noche: baño, camisa o remera, pantalón de vestir (nada de vaqueros), zapatos bien lustrados (zapatillas abstenerse), comprar la bebida (nosotros éramos fanáticos del vino dulce marca "Zumuva"). Y ahí nos encontrábampos toda la barra junta para enfilar hacia la casa de rigor.
El paisaje siguiente era casi clásico: Wincofón, tibios arrestos iniciales, cabezazo para invitar a compartir el baile, descansos esporádicos para acercarse a la mesa y degustar la comida (de todo tipo y clase) y pasar simultáneamente a la bebida. Gaseosa (naranja Crush, Bidú, Coca Cola, Spur Cola, etc.) y vino o cerveza.
En esta instancia recuerdo una anécdota que puede resultar repulsiva; pero fue así nomás.
Cuando arribamos a la casa del "asalto", notamos al rato que había llegado un grupo de chicos (cinco o seis) con las manos vacías y haciendo ostentación de esa "piolada". Total, comeremos y beberemos de lo que trajeron los "giles", se escuchó.
Con la rabia del momento (era un deshonor gigante tal afrenta), uno de nuestro grupo tuvo la feliz idea de orinar en uno de los vasos escondiéndose en unas matas bajitas y muy tupidas que se hallaban en medio de la oscuridad de un terreno contiguo y lo ubicó subrepticiamente sobre la mesa muy próximo a la barra de cancheros. Imaginarán que la similitud era con la cerveza.
Más rápido de lo esperado, uno de "ellos" se abalanzó sobre ese vaso ya servido y vertiginosamente lo bebió.
Lo que siguió fue lo previsible: escupir el contenido y salir velozmente al exterior a vomitar.
La etapa siguiente fue la retirada de los "enemigos", despacito y por las piedras.
Perdón por ese recuerdo poco romántico. La idea era transcribir un suceso real al margen del acartonamiento.

GRACE dijo...

Al unico asalto que fui,no me lo puedo olvidar nunca NI sacaR de mi cuerpo.
me quise hacer la canchera abriendo una coca cola de vidrio con tapita de chapa en la punta de una mesa de madera,se rompio la punta y el vidrio que salto fue al costado de mi labio superior a realizarme un corte,donde salio mucha sangre,ahi termino mi asalto,y hasta el dia de hoy llevo esa cicatriz en mi labio.no solamente odio los carnavales sino que los asaltos tambien.

El Metepúa dijo...

En mi época, al menos en La Plata no se les decía asaltos sino malones. Asaltos decían nuestros viejos. La rutina era igual a la de todos los que contaron, yo era el encargado de llevar la música porque siempre me gustó mucho tener en cantidad. Eran épocas de cassettes. Me acuerdo que la gloria llegó cuando uno de los chicos se compró el primer doble cassettera de la barra. Nos pasábamos horas grabando para no tener que cambiar los cassettes cada vez que terminaba un tema. Nosotros agarramos la "época de oro" de los lentos de los 80, que ahora los hacen con ritmo de jazz, Bossa, Reggae etc. Así que escuchábamos los verdaderos y a medida que iban saliendo. Recuerdo que cuando salió Brother in arms y escuché Your Latest Trick, le dije a una chica que me gustaba que quería bailar ese tema con ella en el malón del sábado, al final lo bailé con otra y nos terminamos poniendo de novios por unos meses. En aquella época las canciones tenían una entidad más importante que ahora, no importaba quién la ponía, sino la música y letra. Ahora van a bailar según quién es el DJ, es como si en una expo de cuadros fuera más importante el que los cuelga que el pintor.
Me acuerdo de otra anécdota de malón. Había una chica que era amiga de una de nuestra barra (aunque un año más grande) y que era más linda que comer con las manos. Por eso las chicas del barrio hacían lo psible por quitarle puntos. Recuerdo que llegaron a decir que era una atorranta porque en un malón que hicieron en la casa bailaban "Acapulco" como si fuera un lento. ¿No es tierno? ¡Qué chiquitos éramos! (Los que no se acuerden de Acapulco, o Vamos a la Playa, por viejos o por jóvenes se lo bajan de Internet)
Con el tiempo fuimos creciendo, nos fuimso alejando un poco, y la diversión dejó de pasar por los patios y los living de las casas. Así y todo, una pareja de amigos a los que les hice "gancho" en un malón, todavía están casados, tienen dos nenas y cenarán conmigo la próxima semana (para que vean que no me guardan rencor) ¿Se siguen haciendo malones? Ojalá.

marianart dijo...

En mi casa éramos de mucho asalto. Se hacían en el garage o en el quincho. El garage era ideal; ya que mi papa muy a pesar de sus celos, había colgado unas luces de colores (cuatro) hechas con latas de durazno y vidrios de color. También hizo el motorcito para la bola de espejos que con paciencia pegue uno por uno. Imagínense a los 11 o 12 años para nosotros era todo un boliche.
Al igual que el Metepua me gustaba preparar la música y la grababa en diferentes cassettes así podía bailar.
Hace mucho que no escracho a nadie; por ende hoy será el turno de mi hermano Nico. El es 9 años menor pero siempre tuvimos muchísima onda. Como éramos “somos” muy compinches siempre se hacia amigo de mis amigos. Por esa época él estaba fascinado con un chico que se llamaba Brian. Ese día Brian estaba de suerte y se había levantado a una chica. Por un rato desapareció. De repente Nico viene llorando desconsolado. Le preguntamos que había pasado. Mayúscula fue nuestra sorpresa cuando a los gritos y con voz de despechado respondió: _Brian esta apretando con una puuuuuuuuta! Buuuaaaaa!.
Metepua! A los chicos ni se les ocurre hacer hoy en día un Malón (nunca escuche ese término) o un asalto. Para que? Si en la matinee cada vez entran de más chicos…

grace dijo...

Lo que hacen ahora es piyama party,lo mismo pero se quedan a dormir,mis sobrina de 12 lo hace pero solo se quedan a dormir pocos y las que se quedan son todas chicas que estan despiertas hasta muy tarde,bailando,disfrandose,chateando,mo se que mas,bye

pilsen dijo...

Creo que agarre la ultima època ya que mientras cursaba 7mo grado ya estaba la pre-matine los domingos a la tarde.
Me acuerdo que abundaba la Cepita, el Cipoletti, y las clasicas bebidas gaseosas. Odiaba los sanguchitos porque siempre me clavaba con los que tenian mayonesa o manteca (igual siempre habia una cortina cerca donde esconderlos).
En una ocasion (bah, no se si habran sido mas) nos organizamos para llevar cerveza. Compramos algunas latitas que llevamos escondidas. Pero hablabamos en clave: La llamabamos chocolate.
En cuanto a la musica, yo llevaba siempre el cassette de "Clave de Sol" que tenia los mejores lentos. Tambien me destacaba por tener el de "La Musica de Jockey". Y en los ultimos ya comenzaron a sonar Jazzy Mel y The Sacados.
Pero reconozco que yo era muy lenteja o timido por no decir boludon, y para sacar a la percanta le tendia la mano y le pedia "una limosnita".
Ya que todos hablan de papelones, voy a mencionar uno, y fue cuando asisti a un asalto con un short de baño amarillo fluor. Me decian que tenia todo el ritmo. Despues me di cuenta que Ritmo era la marca de mi pantaloncito.
Durante mucho tiempo mis amigos me recordaron ese dìa.

pablo bruno dijo...

chicos muy buen blog !! gracias por su comentario en el mio!
yo era de la epoca de los asaltos pero ya con cassette !
se me escapa un lagrimon!!!!

un abrazo

Disco C dijo...

Le damos la bienvenida a Pablo quien se sumo al clan de nostálgicos alegres.
Por otro lado hoy es un día especial; ya que nos mandaron tres joyas. Les cuento por orden de aparición. Juan Carlos Rivero (alias Pa) nos mando, tarde pero seguro, un relato sobre los niños privilegiados por la Fundación Eva Perón. Ver en GENte retro.
Luego llego un mail de Feripula con una foto que como bien ella dice, es una reliquia. Ver en Tus Fotos.
Por ultimo llega desde Murcia un mail de JP quien sigue recomendando publicidades para este blog. Ver en Recomendados
A todos les queremos agradecer; porque juntos estamos enriqueciendo el blog, con historias, imágenes, videos. En un tiempo; será una linda recopilación para mostrarle a nuestros hijos. Un abrazo para todos y GRACIAS TOTALES!
Pacha y Mariana

Marta dijo...

¡¡ Acá toy, acá toy !!
No dejé ningún comentario en la entrada anterior, porque los boliches de mi época iban a quedar como si fueran las pulperías que frecuentaba Martín Fierro, al lado de las que ustedes recuerdan ... Y, en el blog de Coke del diario firmo como "Chispita", apelativo que también se me ha dado ...
¡¡ Yo sí que puedo contar lo que eran los asaltos !! Cuando comencé a ir a ellos, quienes veníamos a ser "los caretas" les decíamos "congas": "El sábado hay una conga en lo de Fulana". Y allí íbamos las chicas con pizzetas, canapés y sandwichitos, producidas como para un almuerzo con "la Chiqui". A los chicos les correspondía llevar la bebida (gaseosas, por supuesto, nada de alcohol) pero la mayoría de ellos se hacía los distraídos, así que casi siempre eso corría por cuenta de los anfitriones. Comenzaban a las 21 y terminaban a la 1 am, puntualmente. Muchas de las chicas iban acompañadas por sus madres, que eran amigas de la dueña de casa, y se ponían a jugar a las cartas o a tejer, o (casi seguro) a comentar los problemas que dábamos los/las hijas adolescentes.
Y mientras tanto, en el combinado o en el Winco, cargábamos la pila de simples o de LP, con música del Club del Clan, los boleros de Los Panchos o Los Cavá Bengal, a Paul Anka, Neil Sedaka o Chubby Checker ... Y meta twist, rock y boleros, algunas conocimos a quienes hasta hoy siguen acompañándonos en la vida, como me pasa a mí ...
¡¡ Besos a Dante y a sus papis !!

Disco C: dijo...

Hola Marta! no te achiques que tus "boliches pulperias" son necesarios para que los mas chicos sepan que hizo cada uno de nosotros en su juventud.
Chispita, si mal no recuerdo te lo puso tu papa por cierta velocidad en el caminar o al moverte, ja!. Yo sabia que eras vos.
Un beso enorme para vos y la flia.

Anónimo dijo...

HOLA YO ROY(VARON) Y RAMI(MUJER) HACEMOS LENTOS EN INGLES EN VIVO.
ELLA CANTA Y YO LE HAGO COROS GUITARRA Y PISTAS.
ESTAMOS EN ZONA NORTE DEL GRAN BUENOS AIRES.
CUALQUIER CONSULTA POR EL SHOW LLAMAR AL 4744-6106 O ESCRIBIR A
DISTRIBUIDORAMAR1@HOTMAIL.COM